Articulo

Cryptshow - 6ª sesión

Cryptshow - 6ª sesión

Repaso a la sexta sesión virtual del Cryptshow 2020

Por Redacción Aved

La sexta sesión me ha parecido mejor que las dos últimas. Más intensa, más amplia a la hora de exprimir sensaciones. Es equilibrada y eso ha facilitado su disfrute. También he percibido cierto hilo común de sensación durmiente, como cuando uno está en duermevela. Eso ha estado en sintonía con mis gustos predilectos.

Empieza con “Moth”, que nos adentra de forma pausada y sosegada a un ambiente de desolación, de intrínsecas sensaciones llevadas por escenas somnolientas, tenues, que se funden con algunos sobresaltos y regresan a la quietud móvil que caracteriza este cortometraje. A pesar de algunos momentos lentos, casi pesados (aunque igualmente me da a entender que ese es el efecto que busca conseguir), me ha resultado relajante.

“Lay them straigth” rompe esa calma para contagiarnos cierta ansiedad. Su ritmo continuo contribuye a ese efecto. La historia no es demasiado profunda, pero el final es satisfactorio.

“La noche de las sombras” en primera instancia me creó buena expectativa (confieso que el hecho de estar ambientada en el s.XIX me cautivó), pero terminó decepcionándome a la hora de desarrollar la trama. El comienzo suave, armónico, se transforma en una amalgama caótica en la que se pierde la trama y queda inconexa. No me pareció coherente, era como si le faltara un motivo.

Por otro lado, “Below”, en su brevedad, nos trae un respiro hilarante. Al principio nos enreda en la tensión confusa, en la apariencia de tratarse de algo inquietante… Pero de pronto uno se ve envuelto de esa pequeña dosis de absurdo que genera risa floja. Me ha gustado mucho.

“Amandine” nos regresa a la angustia. La trama es retorcida, bien llevada y coherente en sus sucesos. Al personaje del doctor lo he visto bien trabajado, con un ser complejo proyectado con esmero (sobre todo al contrastar la dulzura con lo perturbado). Aun así tampoco me ha parecido que tenga nada realmente resaltable o novedoso.

Con “No podrás volver nunca” su puede llegar a sentir de forma muy cercana la impotencia, la angustia, la desolación y la imposibilidad de no saber qué hacer en un entorno que hace nada era completamente familiar y propio y que, de repente, ya no es nada de eso. Sólo un lugar en el que pasas a ser un desconocido. En este sentido me tocó fibras muy personales e íntimas. También creo que podrían haber jugado más con las posibilidades que ofrecía, haberlo exprimido más sensorialmente, pero de todas formas ha sido suficiente para que quede algo impecable.

Y la sexta sesión termina con un corto de animación: “Wild love”. Es absurda. Tierna. Divertida. Me ha parecido un broche final espontáneo y refrescante que nos ayuda a despertar del embotellamiento adormecido y tenso que nos han ido generando las anteriores obras.

Autor: GatoNegro


Críticas y reseñas