crítica

El año del descubrimiento

El año del descubrimiento

Director

Luis López Carrasco

Intérpretes

País

España

Género

Documental

Por Daniel Love


El documental empieza en silencio y con la pantalla dividida en dos, polarizada, la izquierda y la derecha. A modo de introducción y para poner en situación hay que leer un texto, con fondo negro y letras blancas, que se inicia en la pantalla izquierda y se amplia en la pantalla derecha al pasar unos segundos:

<<Año 1992, juegos olímpicos de Barcelona, Expo de Sevilla y celebración del V centenario de la llegada de los españoles a América. En el contexto de una crisis industrial global/mundial, el partido socialista con 10 años de gobierno. Se quiere dar una imagen de España como país avanzado y democrático. 15.000 empleos peligran>>.

Luego voz en off masculina explicando un sueño que ha tenido varias veces, al rato se le ve la cara a Raúl (camarero y coguionista) que está hablando. Fundido a negro e imágenes de Cartagena submergida en una niebla de caldera y humo fabril, para luego devenir en una ciudad despechada, desesperadamente emborrachada de pelotazos y cócteles molotov, de amanecer resaquero y grises gases lacrimógenos. Insisto, la imagen está dividida en dos, una al lado de la otra, a veces sólo está activa una y en ocasiones funcionan las dos. Luego fundido a negro y podemos leer el primer título de capítulo: <<Aunque no lo recuerde, sí que lo he vivido>>.

Grabado dentro del típico bar Manolo, concretamente en la cafetería bar Tana, en diferentes horas y momentos del día, por ello seremos testigos de las conversaciones de toda índole y para todos los gustos, con un menú a base de reflexiones, recuerdos, anhelos, inquietudes y emociones de sus clientes, así como de sus propietarios, amistades y familiares. Gente humilde de barrio periférico que conversa y debate a cerca de temas tan diversos como: la vida, el trabajo, el colegio, la jerarquía, la educación, adoctrinamiento, política, determinismo social, estudios, formación profesional, vida laboral, prevención y riesgos laborales, accidentes de trabajo, paro y depresión mental, apatía, infartos, ansiedad, pastillas para dormir, adicciones (ludopatía, alcoholismo, drogas), vacío existencial, fraude laboral y social por cotizar pocas horas, clasismo, identidad y conciencia de clase, huelga, manifestaciones, sindicalismo, lucha obrera, derechos sociales, derechos humanos, derechos civiles y políticos, diversidad biológica y fauna, ecología, confinamiento por contaminación ambiental, prostitución, machismo, trabajos según sexo, feminismo, diferencia salarial (entre clases y entre hombres y mujeres), Movimiento Democrático de Mujeres, crisis, desahucios, temporalidad y precariedad laboral, contratos por evento (obra o servicio), corrupción, recortes, sanidad y educación pública, Constitución Española, Franquismo, CNS, Comunidad Económica Europea, Transición, desindustrialización, caída del Muro de Berlín, Angela Merkel, derecha, ultra derecha, Acuerdos de Maastrich (Tratado de la Unión Europea), movimientos migratorios (emigración e inmigración), nacionalismos, memoria histórica, represión, batallones disciplinarios.

Aquí se da voz a personas trabajadoras y honradas de todas las edades (infantil, juvenil, adulta, madura y senil) que hablan de cosas importantes, que afectan e interesan al pueblo y a toda la ciudadanía, poniendo especial atención en los sucesos que acontecieron durante 1992 en lugares periféricos como Cartagena y La Unión. Algo casi inaudito en estos días de salseo y 'realities shows'. Pues bien, este baño de realidad de tres horas y veinte, se convierte sensacionalmente en una ducha de cuarto de hora, que va subiendo la temperatura al ir girando magistralmente el termostato de la indignación, algunos saldrán relajados y otros escaldados, eso sí bien informados.

El film busca intencionadamente la ambigüedad temporal y el despiste, ¿estamos en la década de los 90 o en la actualidad? Vestuario y caracterización (camisas de cuadros y ropas noventeras), arte, fotografía (imágenes de archivo de la época y lo nuevo grabado como si fuera entonces), música bien elegida (bakalao y crossover) para desorientar. Al tener dos pantallas, durante el desarrollo de una misma escena a veces coincide que la conversación de la pantalla de la izquierda es acorde con la de la derecha, pero cada cámara enfoca o apunta a una persona diferente. Otras veces puede darse un mensaje subliminal intencionado o fruto del azar como el siguiente, mientras en la pantalla izquierda con fondo azul y letra blanca se puede leer <<Tras el cierre definitivo de la minería las principales empresas industriales de Cartagena y la Unión en 1991 eran: Empresa Nacional Bazán (astillero), Repsol (refinería); FESA, Enfersa y Asur (fertilizantes); Fundición  Santa Lucía - Peñarroya (plomo), Española de Zinc (zinc). De estas factorías dependen también decenas de compañías auxiliares que hacen trabajos de reparación, mantenimiento, suministro o transporte>>, en la pantalla derecha la dueña del bar pelando patatas y escuchando la radio a ritmo de una canción sugerente.

La radio y la televisión, los anuncios, las canciones y los informativos, así como las imágenes de exteriores, son material de archivo e irán conduciendo y contextualizando este documental social e histórico, destapando las vergüenzas y poniendo el dedo en la llaga. Barcelona vivía la transformación especulativa y euforia olímpica, Sevilla se embarcaba en el despilfarro de la Expo 92, pero Cartagena sufría las consecuencias del desmantelamiento de su industria (manifestaciones, marchas, cargas policiales, incidentes, paro, familias sin sustento). Los acontecimientos mediáticos de Barcelona (juegos olímpicos) y Sevilla (Exposición Universal) fueron tan bien pensados y programados, que consiguieron desviar y distraer la atención de la opinión pública española, poniendo el foco en el fasto, la mayoría sucumbió al espejismo y se olvidó de su futuro laboral. Así el gobierno pudo seguir las directrices impuestas por Europa, para reformar (empeorar), reconvertir y recortar el sector secundario (industria energética y de fertilizantes, así como la construcción naval), los planes eran hacer de España un destino turístico (sol, playa, alcohol, fiesta, gorros mexicanos y pandereta) a la par que geriátrico para los jubilados del norte.

El lavado de cara de Barcelona fue un negocio muy rentable para el Holding Olímpico, centrado en la creación de nuevos equipamientos e infraestructuras (pero no el muy necesario, rentable y estratégico AVE Madrid-Bcn, que se acabó construyendo lamentablemente para el desarrollo del país años más tarde, debido a la caprichosa y electoralista primitiva conexión del AVE Madrid-Sevilla, ¿sería porqué Felipe González nació en Sevilla, pero se fue a Madrid para no perder y engordar su silla?). La promoción, liberalización, privatización, concesión, subcontratación y externalización, tanto de obras como de servicios, supuso un gran atraso social con premeditación y alevosía, como dice el anuncio: <<¡El mayor proyecto europeo económico y social del momento en 'beneficio de todos', Barcelona 92!>>. ¿Queréis saber quiénes son esos 'todos'? Para ello, tendréis que ver el documental.

La mayoría de la población se 'benefició' de precariedad laboral y paro, citando a M. Rajoy "¡Cuanto peor mejor para 'todos'!". Se le olvidó aclarar que 'todos' se refiere a la totalidad de los miembros del conjunto de una minoría. Las generaciones mejor preparadas de la historia de España malbaratando su talento y sobrado conocimiento. Como dijo la abadessa "¿para qué querrán ir los hijos de los obreros a la universidad?". "Señorías, señoras y señores diputados, 'todos'",  la fuga de cerebros se debe a la falta de oportunidades, no al talante aventurero de la juventud. Ésta se forma a cuenta y riesgo de España, pero ejerce en Alemania. Para quién no se haya dado cuenta, estamos hablando de ingeniería y eficacia alemanas, "a la tercera va la vencida", su alta adaptavilidad e inventiva ha conquistado Europa, esta vez sin sacar un sólo tanque. En este baile de máscaras tal y como se ve en el anuncio de la Expo 92, se han aprendido las lecciones (del pasado) y endeudado las naciones.

Volvamos al documental, según la radio unas 3.000 personas emprendieron una marcha que duró tres horas, al pasar por la Delegación del Gobierno se producían los primeros incidentes de la mañana que tuvieron su zénit en el Palacio de San Esteban sede de la presidencia del Gobierno Regional de Murcia. El pueblo rebelado e indignado por estar sumido en una profunda crisis, les han dejado en la calle sin trabajo, sin sustento para sus familias. Doblemente revelado: uno por hacer visible su situación de estar <<en la planta baja>> (como el anuncio de foto), cual titán Atlas soportando el peso del globo terráqueo de todos; dos porqué Cartagena fue elegida para expandir el mensaje <<desde este lugar nació para España la luz del Evangelio>> (así se recuerda el legendario desembarco del apóstol Santiago en la dársena de Santa Lucía).

Lo que queda bien claro es que hay toda una tradición de lucha y rebeldía desde tiempos ancestrales en tierras murcianas, como muy bien comenta el historiador (Sergio) que habla en pantalla; ejemplificada por la fiesta de carácter histórico de Carthagineses y Romanos (que desde 1990 se celebran en la ciudad de Cartagena), pero también de fraternidad, solidaridad y unión. Este y otros datos que forman parte de la Historia de Cartagena, revelarán el pasado y la memoria. Sus protagonistas tienen voz y voto, muy lejos de la superficialidad y sensacionalismo de los telediarios (que ofrecen informaciones parciales, sesgadas y sin contexto). Aquí se pone luz y foco, dando profundidad, analizando y encontrando las causas, buscando sentido a un momento histórico, dotándolo de cohesión y coherencia, haciendo hincapié en los motivos de la exaltación y poniendo título a los capítulos. En definitiva, respondiendo al qué, cómo, dónde, cuándo y porqué estabamos, hemos estado y estamos en la situación o panorama sociopolítico y económico actual.

Hay una cita que se repite constantemente en mi cabeza tras ver el film: "Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo" (George Santayana).

¿Cuál será tu 'descubrimiento'?

articulos

Críticas y reseñas

  • El año del descubrimiento

    dir: Luis López Carrasco

    crítica
  • A Shape of Things to Come

    dir: Lisa Malloy, J.P. Sniadecki

    crítica
  • Magritte ou La leçon de choses

    dir: Luc de Heusch

    crítica
  • iSBiC #1 / Odd even eyes

    dir: Antoni Pinent

    reseña
  • Beware the Wolf!

    dir: Nicolas Bianco-Levrin, Julie Rembauville

    reseña