Crónica del Terrormolins 2013

Jordi Montornés 7 December 2013

El festival sigue creciendo y consolida su proyección internacional en una edición de gran calidad



1 JORNADA. Martes 29 de octubre

El primer día en el festival se inició con "Found" de Scott Schimmer, película que ya venía precedida del éxito en Festivales como los de Phoenix o el "Elvira's Horror Hunt". Siendo una película de presupuesto casi inexistente, su fuerza radica en su absoluta falta de pudor a la hora de mostrarnos una história sangrienta y perturbadora.

En eela, Marty es un adolescente tímido y aficionado a las películas de terror, que verá como su vida se convierte en una de ellas al encontrar una cabeza en el armario de su hermano Steve. Poco a poco temerá por su familia mientras se va manifestando el ansia homicida de su hermano....

A pesar de los pocos medios, la película sabe jugar muy bien sus bazas, con unas interpretaciones de los dos protagonistas realmente impactantes. Es una pena que de momento no haya noticias de su estreno en salas comerciales...


La segunda película de la jornada fue la sud-africana "Safari" de Darrell Roodt. Cabalgando en el renovado éxito de los found footage de los últimos cinco años, la película  traslada la acción a un parque natural sudafricano, donde un grupo de turistas americanos descubrirán que no es agradable que los leones crean que eres su próximo almuerzo.

La película se trata, a grandes rasgos, del remake en clave de found footage de una peli anterior del director, "Safari Sangriento"(2005). Aunque menos centrada en el terror que otras propuestas centrados en un entorno boscoso, como la fundacional "Blair Witch Project"o la reciente "The Jungle", la película de Roodt hace aguas por todos lados. Primeramente por algunas decisiones poco coherentes, como por ejemplo el prólogo y el epílogo, rodados en formato ficción y totalmente innecesarios. Por otro lado, las reglas del género se estiran como un chicle, habiendo escenas multiángulo con la simple justificación de que varios personajes llevan cámaras colgadas al cuello.

Otros aspectos de la producción tampoco mejoran el resultado. Por ejemplo el grupo de desconocidos actores protagonistas nunca elevan su nivel interpretativo por encima de la mediocridad. Igualmente la tensión solo funciona en algunos momentos puntuales, mientras que el montaje en los ataques de las bestias salvajes es, como mínimo, deficiente. Sin duda, resulta sorprendente tamaña torpeza en un director con una larga (aunque mediocre) carrera como la Darrell Roodt.


La jornada terminó con una de las películas que más polémica han levantado en la última década. "A serbian film" (2010), de Goran Spasojevic, una de las películas programadas para la edición del 2010 del festival, cuya proyección fue prohibida debido a la orden judicial que mantuvo la película inédita en el estado durante casi 2 años. Pasado ya ese turbulento periodo, la película se sigue mostrando tan fresca e impactante como en aquel entonces.

Dejando polémicas innecesarias aparte, en "A serbian film" asistimos al descenso al infierno de Milos, una retirada estrella del porno serbio que recibe una oferta económica imposible de rechazar. En ella le piden participar en una última película "especial", cosa que acabará aceptando y que hará que su vida y la de su familia quedden en manos de sus clientes.

Implacable en su plasmación de la situacion actual de la sociedad Serbia, es un film que sigue perturbando como en el día de su estreno. Mas ahora la ventaja de poder verlo sin el velo de la polémica posibilita una valoración más objetiva, que nos permite reconocerla como una punzante y sangrante disección de la sociedad serbia post-Milosevic.


2 JORNADA. Miércoles 30 de octubre

La segunda jornada empezó con una retrospectiva del clásico "Dawn of the dead" de George A.Romero, sin duda la entrega de la saga original que más influencia ha tenido en el posterior cine de muertos vivientes (todo sea dicho de paso, gracias también a su remake de 2004). Vista en la actualidad la película sigue manteniendo su mensaje acerca del consumismo, quizá aún con más certeza que en el momento de su estreno, sorprendiendo la cantidad de lugares comunes del género que surgieron aquí. Sin este film, "Walking Dead" no habría sido posible, ni probablemente el 90% de los films de zombies que fueron surgiendo en la pasada década a raiz de los estrenos de "28 días después" y del propio remake de Zack Snyder.

Vista treinta años después, la odisea de un grupo de supervivientes atrapados en un centro comercial rodeado de zombies puede echar para atrás al principio por la tosquedad, más evidente hoy que entonces, de sus aspectos técnicos. Sin embargo, cualquier público que le conceda 10 minutos de grácia quedará irremediablemente atrapado por sus inherentes virtudes.


La siguiente película de la jornada fue "The Demon's Rook", de James Sizemore. Un autentico festival de gore lowcost perpetrado por novatos de la ámerica profunda, que nos remite directamente a los clones de combate que se produjeron como churros en Italia a finales de los setenta. Obviamente a los espectadores más refinados les costará entrar en la propuesta de Sizemore, pero si se le perdonan su factura y su demencial guión, resulta un entretenimiento la mar de disfrutable.


El día terminó con "2/11 día de los muertos" de Ezzio Massa, producción argentina que a pesar de su título, no tiene nada que ver con los muertos vivientes. Ambientado en la ruralidad argentina, es la história de la desaparición de unos jovenes después de una alocada noche, lo que llevará de cabeza a las autoridades locales.

El film saca un muy buen partido de las localizaciones en las que fué rodado, pero su estructura drámatica es en bastantes momentos casi inexistente, lo que provoca que parezca más un trabajo de cine experimental que una pelicula de terror al uso. Adicionalmente, el uso de la banda sonora busca desquiciar y descolocar al espectador medio. A pesar de ello, es un producto curioso.


3 JORNADA. Jueves 31 de octubre

"Men behind the sun" (1988) de T.F.Mou es un clásico del cine chino que provocó una gran controversia, prohibiciones e incluso una crisis diplomática entre China y Japón en el momento de su estreno. Su director, taiwanés de nacimiento, era solo conocido por sus films explotation y de artes marciales, mas también por ser el primer director taiwanés en trabajar en la República Popular China. Precisamente durante el rodaje de su primera película allí, "Young Heroes", conocería la história de la infausta Unidad 731 del ejército imperial japonés, la unidad dedicada a la experimentación médica.

A pesar de la supuesta voluntad "educativa", "Men behind the Sun" no se desprende del aire de película de explotación que acompaña a todo el resto de la obra de su director. Ciertamente narra una história real espeluznante en donde muchos de los artífices de tales crímenes salieron impunes de ello, llena de escenas impactantes. Aun así so eso no soluciona sus problemas drámaticos en varias escenas que pretenden resultar serias. No obstante, junto con "Affrica Addio" y "Mondo Cane", forma parte de las obras de explotation que todo cinéfilo debería ver y conocer.


"Across the River" de Lorenzo Bianchinni, es una propuesta muy irregular pero a ratos fascinante. En ella, acompañaremos  a un científico que realiza un trabajo de campo en medio del bosque. Después de colocar una cámara y un gps en un zorro salvaje, descubrirá unas inquietantes imágenes de un caserón abandonado. Decidido a averiguar que ocurre allí, cruzará un rio justo antes de que una crecida inesperada le deje atrapado al otro lado del rio...

El film empieza con un ritmo tremendamente pausado, en el que se saca mucho partido de las localizaciones gracias a una buena fotografía y al uso del sonido. Precisamente, este principio puede poner a prueba la paciéncia del espectador más deseoso de sangre y vísceras, aunque resulta ser la parte más estimulante y atmosférica del film. Una vez nos vamos acercando a su final, la película decae hacia zonas comunes del genero de terror y casa encantada, perdiendo parte de su interés. A pesar de ello, es una propuesta interesante dentro del festival.


"Discopath" de Renaud Gauthier es una desvergonzada cinta canadiense que marcó el final de la tercera jornada del festival. En ella, Duane Lewis tiene que abandonar el Nueva York de los años 70 después de asesinar a una chica en un ataque psicótico inducido por la música disco. Llegará a Montreal, donde bajo una nueva identidad intentará controlar su lado oscuro evitando oír música disco... algo complicado en esa década. Varias muertes seguirán y cada vez resultará más complicado para Duane no ser descubierto.

Discopath resulta un film que a pesar de algunos momentos graciosos no acaba de funcionar. A veces su tono es de un slasher irónico, a veces roza la comedia absurda y otras veces parece ir en serio. Igualmente, alterna partes tremendamente entretenidas con otras que no parecen saber a donde van. Si se hubiera planteado completamente como un slasher alocado, los resultados hubieran sido bastante más disfrutables. 


4 JORNADA. Viernes 1 de noviembre

En la cuarta jornada del festival vivimos la noche del concurso de cortos, tanto la semifinal como la final. En esta última competían un total de 8 obras, a las que se sumó la ganadora de la semifinal.  

Antes de todo ello pudimos asistir al pase de "Los Inocentes", dirigida por un colectivo de doce directores procedientes de la ESCAC En dicho film, un grupo de jovenes regresa a casa después de una frustrada excursión a la nieve. La noche cae y se pierden, llegando a un albergue llamado "12 Colinas" donde hace años pasó un hecho terrible....

Aunque viene de una entidad tan renombrada como la Escac, "Los Inocentes" es una obra tremendamente floja, que asume casi todos los clichés del genero, sin destacar en aspectos originales más que en un par de escenas. Por otro lado, el hecho de estar dirigida por 12 directores diferentes provoca que haya grandes desequilibrios entre unas escenas y otras, que nunca acaban de estar cohesionadas del todo.  Una gran decepción la de esta obra, de lo más flojo del festival.


En cuanto a los cortos, el nivel fue muy irregular, con varios de los cortos de la semifinal siendo de un nivel más elevado que los de la final. En esta semifinal destacó por encima de todos "Sequence" de Carles Torrens, que a la postre pasaría a la finalísima. Cogiendo una historia próxima a Richard Matheson, y con unos excepcionales valores de producción, "Sequence" pasa como un suspiro y deja en el espectador un agradable sabor de boca (al contrario que a sus protagonistas).

"Sinnside" de Miguel Ángel Font, por su lado, es un imaginativo corto que a base de combinar imagen real y efectos por ordenador crea un malsano ambiente a medio camino entre Tim Burton y Salvador Dalí. Unos niños vivirán una pesadilla de la que no podrán despertar.

"De noche y de pronto" de Arantxa Etxeberria, ganadora del premio del Jurado, es un correcto thriller que juega con las percepciones y los prejuicios para convertir convertir en un peligroso psicópata al amable vecino de arriba.

"Rose or the mute liars" de Gregory Monro, es un pequeño cuento gótico, centrado en la narración efectuada por un personaje durante el metraje, y que no acaba de destacar en nada que no sean aspectos técnicos.

"Breathe" de Toby Meakins, es una pequeña obra maestra de tan solo 4 minutos. Con una idea simple y un solo escenario, la historia es bella y escalofriantemente terrible al mismo tiempo.

"Relaciones cortantes" de Daniel Torres, es un pequeño corto, que consigue unos buenos resultados con pocos medios y una narración a ratos experimental, sobre la vida de un bisturí. Una de las propuestas más originales de la final.

"Dead Blood" de Pietro Tamaro recoge el espiritu de directores como Lamberto Bava para presentar una psicotrónica  historia de vampiros que gustará a los muy fans de los clones de combate italianos, pero que horrorizará al resto de los cinéfilos mundiales.

"La otra cena" de Albert Blanch, se encuentra ambientado en una Barcelona postapocaliptica donde un anciano (Jose María Blanco) recorre la ciudad buscando comida para una última cena de navidad con su mujer. La interpretación de Blanco se encuentra muy por encima del resto del corto, que adolece de un uso algo fallido de los efectos especiales.

"No mires ahí", de Daniel Romero, ganó el premio al mejor director. En este caso junta el típico cine social de extraradio (muy madrileño) con el cine fantástico con niños. Correcta en todos sus niveles, destaca la actuación de sus tres protagonistas, que con su buen hacer hacen creíble la historia.

"La videocámara de papá" de Miguel Angel Noguera, es una burla de corto, situado más en el terreno de los chistes de Youtube que no de una obra que haya sido seleccionada en un festival como este. 



5 JORNADA: LA MARATÓN. Sábado 2 de noviembre.

Como cada año, el punto culminante del festival es la maratón de las 12h de terror, que reune a la mayor cantidad de espectadores de todo el festival. Como siempre, se ha de felicitar al festival por el nivel de las perfomances, que este año estaban basadas en "Holocausto Canibal" y consiguieron inquietar al público en cada una de las pausas de la maratón.


La primera película fue "Whither"(2012) de Sonny Laguna y Tommy Wiklund, añadido de última hora por la baja de "THE PENNY DREADFUL PICTURE SHOW". El título "Whither" hace referencia al nombre anglosajenizado de una criatura del folclore sueco, la Vittra, que se dice que vive en el subsuelo y puede ser encontrada por los mineros poco cuidadosos. Al inicio del film, un grupo de jóvenes decide pasar un fin de semana en una cabaña en medio del bosque, una construcción que fue abandonada un lustro antes, en circumstancias no del todo aclaradas. Nada más llegar será Marie, una de las chicas, quien descubrirá el secreto que se esconde en el sótano de la cabaña.

Encuadrada dentro del genero de "cabañas en el bosque",  que tantas alegrias nos ha dado con "Evil dead" o "Cabin in the woods", la opera prima de Laguna y Wiklund se vendió como la primera película Sueca de zombies (aunque dicha afirmación ha sido debatida en internet) y probablemente se vendió así por que pocas virtudes más se le pueden conceder. Todo su apartado técnico resulta muy correcto, sobretodo para el poco presupuesto del que se gozó, pero el argumento y las situaciones resultan totalmente formulaicas. Incluso se suspende la credibilidad del espectador medio del género (que está acostumbrado a comulgar con ruedas de molino) con las increíblemente estúpidas decisiones que toman algunos personajes. Esto viene agravado por lo tremendamente en serio que se toman la história sus directores, lo que refuerza las sensaciones de incredulidad en muchos momentos. Una aproximación más irónica habría sin duda mejorado los resultados de este mediocre film.


La maratón continuó con "Savaged", de Michael S.Ojeda, una muy interesante aproximación al género de ángeles de la venganza, rodada con pocos medios pero sin complejos y con un gran atrevimiento. Zoe, una chica sordomuda, cruza de costa a costa los Estados Unidos para reunirse con su novio afroamericano en Florida. Mientras se encuentra en Nuevo Méjico, presencia el asesinato de un nativo americano a manos de un grupo de Rednecks. Estos la encierran durante varios días en un cobertizo, abusando de ella, y finalmente deciden hacerla desaparecer. Lo que ese grupo de Rednecks no esperaba es que Zoe volvería de la tumba poseída por su sed de venganza.  

Savaged es una película de pocos medios, pero en general se ha sacado un muy buen partido de ellos. Solo rompen un poco algunos efectos digitales, donde se ha querido suplir en la posproducción carencias en la fase de rodaje, pues uedan poco integrados y trabajados. Por otro lado, las interpretaciones de los protagonistas, tanto Amanda Adrienne como el grupo de rednecks, están a un muy buen nivel y resultan especialmente carismáticos. Aunque el argumento en muchos momentos recuerda a una versión cheyenne de Kill Bill, la desverguenza y el atrevimiento con el que está llevada la película compensan sus perdonables defectos.


"V/H/S 2" fue la tercera película y uno de los puntos álgidos de la noche. Después de una primera parte que obtuvo criticas irregulares, "V/H/S 2" sigue el mismo patrón que su antecesora, una sucesión de cortos de género found footage, con uno de ellos formando el hilo conductor para los otros. Esta vez, eso sí, el nivel de los cortos ha subido respecto a su predecesora.

"TAPE 49" es el hilo conductor, dirigido por Simon Barret, siendo el segundo más flojo de la colección. En el, una pareja de detectives privados entran en la misma casa que ya conocimos en "VHS" para intentar descubrir el paradero del hijo de su cliente, y encontrarán una gran colección de VHS abandonados. Cada cinta que visualicen les llevará a una historia de horror...

En el primer segmento "Phase I Clinical Trials" dirigigo por Adam Wingard, asistimos a la implantación de un nuevo ojo biónico a una víctima de un accidente de tráfico que había quedado ciega. Al principio todo parece ir a la perfección, aunque una vez ya en casa descubrirá que su nuevo ojo le ha abierto una ventana hacia el otro mundo...

El segundo segmento "A Ride in the Park" de Eduardo Sanchez y Gregg Hale, es una pequeña vuelta de tuerca al género de invasiones zombies. Aunque resulta un segmento muy breve y con una premisa argumental delgada como una hoja, es extremadamente divertido y violento.

El tercer segmento "Safe Haven" de Gareth Evans y Timo Tjahjanto, es el momento cumbre de la compilación.  Los directores, ya consagrados hace 3 años con "The Raid", nos infiltran en una secta indonesia acusada de corrupción de menores con ecos al "Templo del Pueblo" de Jim Jones. Un grupo de periodistas acude al templo principal de la secta con la intención de hacer un reportaje, pero se encontrarán con el infierno en la tierra en primera persona.

El cuarto segmento "Slumber Party Alien Abduction" de Jason Eisener es el más flojo de todos. Retrata una abducción desde el punto de vista de unos chavales que se han quedado solos en casa un fin de semana. A pesar de poseer algunos momentos terroríficos bien realizados, la premisa se alarga mucho sin llegar a ofrecer nada que no viéramos en los primeros 5 minutos.


La cuarta película de las XXII horas fue la película sorpresa de la noche: "La última casa a la izquierda" (1972) de Wes Craven. Un clásico que supuso el debut del venerado director, producido por otro director clásico del terror, Sean S.Cuningham.  La película se encuadra dentro del género explotaiton de principios de los 70, por lo que abundan las escenas subidas de tono y la violencia gratuita. Sin embargo, a diferencia de otras películas, aquí hay varios momentos donde se empieza a traslucir el talento de su director. Sin ir más lejos, la escena del lago, una de las más emblemáticas, es terrible a la par que bella. Y el final transmite una violencia extrema que solo sería igualada por entonces por la coetánea "La matanza de Texas"(1972) de Tobe Hooper.


La antepenúltima película de la noche fue "Mon Ami" de Rob Grant. Pese a ser una producción estadounidense, su principal fuente de inspiración no es el cine de Hollywood, sino especial y particularmente el del británico Edward Wright. Así pues, en este thriller-comedia es fácil ver a los dos protagonistas como trasuntos de los eternos Simon Pegg y Nick Frost de las obras de Wright: Teddy y Cal son dos empleados de un gran almacén dedicado al bricolaje que, vistas sus nulas posibilidades de prosperar en el negocio, deciden secuestrar a la hija de su jefe y pedir un millonario rescate por ella que les solucione para siempre sus problemas económicos. Los problemas empiezan cuando la torpeza de los dos dará al traste con sus planes, empezando a sucederse distintas muertes involuntarias y sangrientas. Eso sí, todo regado siempre con unas buenas dosis de humor.


"I am a ghost"(2013) de H.P.Mendoza fue la propuesta más alternativa de toda la maratón. El film llegaba a Molins después de haber recogido multitud de premios en varios festivales como Nocturna o Pollygrind. La protagonista Anna Ishida, a la postre ganadora del premio a la mejor interpretación, da vida (es un decir) al fantasma de Emily, una mujer que murió en una casa decimonónica. Con la ayuda de Sylvia, una médium, intentará descubrir las razones que la mantienen atrapada indefinidamente en esa casa. Es un film pequeño, rodado en un solo espacio, y que da muy pocas concesiones a la comercialidad, pero que te atrapa con su atmósfera y con la mercurial interpretación de Ishida.


Para concluir la maratón, disfrutamos con la tercera parte de la saga Hatchet, "Hatchet 3"(2013) de BJ McDonell, la primera de la saga no dirigida por su creador original Adam Greene. Esta segunda secuela empieza directamente donde acabó la segunda parte de la saga, con la muerte de Victor Crownley en manos de Marybeth (Danielle Harris). Casi sin descanso, Crowley volverá de la muerte para volver a sembrar el caos y la destrucción en los pantanos. Ni siquiera la intervención de la Guardia Nacional podrá pararle... 

Esta tercera parte de la saga mantiene el nivel de las dos primeras entregas, aunque la fórmula empieza a dar sintomas de agotamiento por repetición. Una parte positiva es que la cinta se entretiene poco en presentaciones y primer acto, de manera que a partir del minuto 20 ya empezaremos a asistir al espectáculo de muertes y desmembramientos que define a la saga y que la hace tan disfrutable. 


PALMARÉS:

El palmarés fue dado a conocer durante la gala de los cortometrajes y las XII Horas (cortos y películas, respectivamente) y fue deliberado por un jurado presidido por Eric Falardeu, director de "Tanathomorphose"(2012), y completado con Christian Hallman, Javier Rueda, Julian Richards y Jordi Batlle Caminal. Los ganadores fueron:

- Mejor Película: "Found", de Scott Schirmer
- Mejor Director: Lorenzo Bianchini por "Across the river"
- Mejor Actor: Gavin Brown por "Found"
- Mejor Actriz: Anna Ishida por "I'm a Ghost"


En cuanto a los cortos, los resultados fueron los siguientes:

- Ganador de la semifinal del público: "Sequence" de Carles Torrens
- Primer Premio del Jurado: "De Noche y de Pronto" de Arantxa Etxeberria
- Segundo Premio del Jurado: "No mires ahí" de Daniel Romero
- Premio Victor Israel a la mejor interpretación: Javier Godino por "De Noche y de Pronto"
- Mejores efectos especiales : "La última cena" de Albert Blanch.


Y los premios del jurado joven, formado por Sandra Astor, Iban Granero y Pol Cortecans, fueron:

-Mejor Película: "Across the River" de Lorenzo Bianchini
-Premio Promofest al mejor cortometraje: "Sinnside" de Miguel Ángel Font 


CONCLUSIÓN

Un año más el festival va creciendo y consolidándose a nivel internacional, destacando la diferencia entre las primeras ediciones desde su recuperación, donde la escasez de medios era patente, con las ediciones actuales donde la programación ha pasado a incluir estrenos europeos, así como traer directores y actores invitados y acaparar más tiempo en los medios. En esta marcada progresión, TerrorMolins ha conseguido situarse como el festival dedicado a terror y fantástico más importante de toda Cataluña, detrás del gigantesco Sitges. Esperamos que en las próximas ediciones continue esta progresión y se consolide entre los grandes.

Jordi Montornés